PLAZA LOS MÁRTIRES

EL PROMETEO DE LA LIBERTAD

PROMETEO DE LA LIBERTAD

Uno de los hechos que enmarcaron la historia de Ciénaga Magdalena, y de nuestro país, lo constituyó la denominada «Masacre de las Bananeras», o lo que es lo mismo, el violento final que tuvo una huelga de trabajadores iniciada el 11 de noviembre de 1928. Desde ese día, y hasta el 6 de diciembre del mismo año, las discusiones entre los huelguistas, liderados por personajes como el sindicalista Raúl Eduardo Mahecha (1884-1940), y el gobierno nacional, en este caso representado por el general Carlos Cortés Vargas, fueron escalando en intensidad y violencia. Al final, Cortés Vargas, enterado de que buena parte de los huelguistas estaban reunidos en Ciénaga Magdalena, en las inmediaciones de la estación del ferrocarril, decidió disolver la manifestación a la fuerza, y ordenó disparar a la multitud, de modo que se produjo un número aún no determinado de víctimas. Con motivo de este hecho el escultor colombiano Rodrigo Arenas Betancourt (1919-1995) donó la escultura «El Prometeo de la Libertad», de 14 metros de alto, para ser colocada en la plaza de los Mártires.

Deja un comentario

Escanea el código